en Bretaña con Les Glénans

El 15 de sepiembre llegué a la isla llamada Arz, en el gulfo de Morbhian, para empezar mi stage de 2 semanas… sin embargo se sorprendieron de verme, y me anunciaron que el curso había sido anulado! Como se le había escapado avisarme, me propusieron de apuntarme al mismo curso que empezaría à Paimpol, en Bretaña del norte, una semana más tarde, y mientras tanto de quedarme en la base de Arz y disfrutar de una semana de vela ligera gratis -comida y alojamiento también-.
En principio me amargó bastante el tener que replantearme todo el viaje de vuelta, y en particular me preocupó el estress de volver a barna con una semana de retraso, pero rapidamente me conformé con la siuación inprevista y decidí de aprovechar la ocasión para apuntarme a un curso de hobiecat -que siempre me había dado curiosidad, pero núnca me hubiese tomado el tiempo para hacerlo…
Y así voló la primera semana, aprendiendo a mantenir el equilibrio a bordo de un catamarán, y también a enderezarlo cuando se te va de las manos y lo vuelcas… me enganchó tanto que el último día llegué a salir incluso bajo la lluvia!

Luego dejé el gulfo de Morbhian -dónde tuve también las primeras experiencias con las fuertes corrientes debidas a la marea- y alcanzé la base de Paimpol. Y allí la cosa se puso seria: el curso fué tan intensivo que no parábamos nunca: de 8 de la madrugada a 11 de la noche por 14 días seguidos! Nuestro monitor estaba como una cabra, y le gustaba llevar las cosas al extremo… estuvimos virando repetidas veces a pocos centimetros de las rocas, izamos el espi hasta con 25 nudos de viento, y nos pegamos incluso una travesía de 50 millas de ceñida contra un fuerza 7/8.
La única lástima es haber estado en sitios interesantes como Sant Maló, Jersay, Guernisey (islas inglesas en la Mancha) y no haber tenido ni el tiempo de bajar a tierra.
Es inutil decir que aprendí un montón, y me motivé aún más a seguir aprendiendo. Porque sobretodo saqué una gran clase de humildad, al darme cuenta que tener una estela de 6000 millas no significa necesariamente ser un buen navegante: se puede dar una vuelta al mundo con 4 nociones basicas, así como se puede ser un gran marino y un artista del trimado sin haber nunca salido a más de 60 millas de la costa…

(log de la semana pasada a bordo del Ann Bonny -un Dehler 32-: 178 mn)

Leave a Reply

Your email address will not be published.