traslado de un Catalina 42 de Valencia a Barcelona

El primero de mayo, día de mi cumple, me fui a valencia a encontrarme con Tommy Evers, un armador yankee muy especial… Es el padre de un amigo de un amigo, y fui a sacarle de un apuro porque me lo pidieron, pero tambien porque tenía un gran mono de navegar. El hombre, ya mayor, pero alto y grande, con pelo largo y pinta de motero, es un personaje de mucho cuidado… le conocí que llevava puesto un pijama star and strips, pedaleando una bici plegable como si fuera una harley y saludandome al grito de ¡iiiiiijaaa! como un verdadero cowboy.

El viaje fué muy agradable, aunque tuvimos que hacer mucho motor, ya que -como de costumbre- hubo calma chicha la mayor parte de la ruta.
Admito que pasé buena parte de la noche pensando en L’Alliance, e imaginándome de estar navegando con ella… También descubrí la comodidad (pija) de usar el i-pad como plotter (Tommy tenía instalado un software de Navionic con toda la cartografía del Mediterraneo)…
Llegados al Port Forum sobre las 10 de la noche, nos fuimos a tomar una cerveza a la Feria de Abril, así que para el yankee fué un gran flipe, y una llegada en Barna triunfal!

(Singladura de este viaje: 167 mn)

Leave a Reply

Your email address will not be published.