una semana de sol inesperado

Ya que hacía mucho tiempo que no navegaba seriamente, decidí volver a Bretaña para tirarme 3 semanas de vela con les Glénans.  El primer stage ha sido uno de specialización en navegación costera, entre las rocas del archipélago de Glénan, y la tormentada costa bretona entre Concarneau y la punta del Raz.  Yo, que hasta al día antes de partir de Barna me iba a nadar en el mar, llegué preparado a un tremendo choque climatico, esperandome lluvia todos los días… Pués no! Ni una sola gota de lluvia, sino días bastante despejados e incluso algún que otro día de sol radiante y cielo enteramente azul!


El monitor de esta semana, Thibaud, es un chaval de 24 años muy simpa y muy bien preparado, que ya había conocido hace 2 años a la isla d’Arz. Hemos aprovechado de unos vientos relativamente constantes de sector sud para movernos cada día por varios puertos de la zona: Lesconil, Audièrne, Guilvinec, Bénodet…  pueblos de pescadores bretones, adonde el mar y la vela están en el adn de todos,  desde muchas generaciones.   Lamentablemente se nos rajó el spi después de una sola jornada de uso (sin embargo se puede decir que lo disfrutamos: ese día hacíamos picos de 10,6 kn…): una rajadura más pequeña la hubiéramos reparada al momento, pero una de 6 metros…  De todas formas, la parte más emocionante ha sido sin duda llegar al mítico archipélago de Glénan (de donde toma el nombre la escuela)…

Barco: Elan 31 del 2012  Singladura del viaje: 139 mn

Leave a Reply

Your email address will not be published.